Baterías recargables - Guillermo Fierro

Baterías recargables

Las mejores pilas recargables para tu flash portátil.


Siempre he estado enamorado de la fotografía, pero mi segundo amor llegó cuando descubrí que podía controlar la iluminación a mi antojo y cambiar drásticamente el resultado de una fotografía.

La iluminación es una expresión personal, el reflejo de tu estilo como fotógrafo. Dominarla toma años de estudios, de probar diferentes estilos, de experimentar, es como si se tratara de otra profesión.

Las opciones

Para controlar la iluminación es necesario usar flashes externos y existen muchos en el mercado. Están los flashes de estudio, los portátiles, de luz continua, etc. y alguno se adaptará mejor a tu estilo de trabajo.

La mayoría de mis proyectos y trabajos de fotografía los hago fuera de mi estudio y en interiores, así que requiero equipo de iluminación portátil y ligero, es por ello que los flashes Speedlite son mi mejor opción.

Baterías

Aunque algunos Speedlite ya cuentan con baterías recargables, la gran mayoría se usan con pilas AA. Sobra decir que lo más indicado es comprar pilas recargables para evitar gastar mucho dinero en pilas regulares. Pero no todas las marcas son buenas, es por eso que quiero compartir mi experiencia al respecto para que compres las que mejor funcionan.

Hay dos factores fundamentales que debes tomar en cuenta al comprar pilas recargables:

1. Potencia

La potencia de una batería debe ser lo suficiente para que el tiempo de reciclado sea rápido. Para los que son nuevos, al sacar una foto, debes esperar a que tu Flash emita un sonido, un Bip, lo cual indica que está listo para sacar otra foto. Si no emite ese sonido, no funcionará el Flash, así que hay que esperar a que suene para poder tomar otra foto. Ese es el tiempo de reciclado.

Lo recomendable es comprar pilas a partir de 2,000 mAh (miliamperios). Si es menor a esta potencia, el tiempo de reciclado será muy lento y además tus baterías durarán muy poco. Entre más miliamperios tenga, mucho mejor.

2. Material

El segundo factor que hay que tomar en cuenta es el material con que hacen la batería. Algunas están hechas de NiCD, otras de Ni-MH y otras de Li-ion. Las pilas hechas de NiCD guardan memoria, es decir, si la batería la usas a la mitad y decides recargarla, la batería “pensará” que ahora ese es su nuevo ciclo de vida y durará solo la mitad. Con el tiempo esto empeora y las recargas durarán cada vez menos.

Las pilas hechas de Ni-MH casi no guardan memoria, las cuales son una excelente opción de compra, pero las mejores son las de Li-ion, las cuales ya no tienen este problema en lo absoluto, puedes recargarlas en el momento que desees y su desempeño siempre será el mismo. El detalle es que no hacen pilas AA de Li-ion, o al menos yo no las he visto. Solo las pilas para cámaras, tabletas y celulares las hacen de este material.

Marcas

Las pilas que mejor me han funcionado son las Kodak, Powerex y Duracell, presentan un gran desempeño y en todas las sesiones que he hecho no he tenido necesidad de reemplazarlas y por lo general saco de 300 a 600 fotos, usando los flashes de 1/8 a 1/4 de potencia.

Ojo: La marca Duracell la piratean mucho, así que recomiendo evitar comprar estas pilas a menos que te asegures que son originales, de lo contrario no te servirán de mucho.

La marca Kodak son las más económicas y sorprendentemente son de batalla y duran bastante, si buscas relación calidad/precio, estas son las indicadas.

Análisis al detalle

La PROFECO realizó un estudio a diferentes marcas de pilas regulares y recargables para saber cuáles duran más, usándolas en una cámara digital. Descarga el estudio para leer a detalle el comparativo, además explican a profundidad sobre el funcionamiento y características de las pilas. Descárgalo en el siguiente botón.


Visita mis Redes Sociales:


Déjame tus comentarios:

  • No Comments
Powered by SmugMug Owner Log In